Alberto Fernández mantendrá nuevos encuentros con empresarios mexicanos y dará una conferencia sobre los desafíos de América Latina

En su cuarto día de visita por México, el presidente electo, Alberto Fernández, tendrá reuniones privadas con empresarios por la mañana y después dictará la conferencia magistral titulada: “Desafíos de América Latina”. La exposición fue organizada por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y se desarrollará por la tarde.

Luego de que ayer se reunió con el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, Fernández también tiene planeado otorgar un entrevista para un programa de televisión de la universidad nacional TvUNAM, que la realizará el director del Programa Universitario de Estudios sobre Democracia, Justicia y Sociedad, John Ackerman.

La conferencia magistral la tiene programada para las seis de la tarde, en el Antiguo Colegio de San Ildefonso, ubicado en el Centro Histórico de la capital mexicana. Ahí mismo será entrevistado por Ackerman antes de la conferencia.

Dicha conferencia iniciará con la intervención del secretario general de la UNAM, Leonardo Lomelí, luego dará unas palabras Ackerman, para después dar lugar a Fernández.

Ayer por la tarde, el presidente electo sostuvo una reunión privada con el magnate mexicano Carlos Slim. Después acudió a una cena en el hotel Camino Real de Polanco, en donde también asistieron los empresarios: Máximo Bedoya de Ternium, Blanca Treviño de Softtek, la​ empresa mexicana de TI más grande de Latinoamérica, Armando Garza Sada de Alfa (poderoso grupo industrial), Eduardo Padilla de FEMSA (embotelladora de Coca Cola), Carlos Salazar del Consejo Coordinador Empresarial CCE y un representante de la compañía Arca Continental. Estas empresas forman parte del núcleo duro de la economía mexicana y sólo alguna de ellas tiene inversiones en la Argentina.

El jefe de gabinete del gobierno mexicano, Alfonso Romo, hizo la invitación formal a los empresarios que tienen las mismas dudas que rodean a Fernández cada vez que se encuentran con inversores extranjeros y argentinos: la influencia que Cristina Fernández de Kirchner tendrá en el gobierno y qué plan económico aplicará cuando asuma el 10 de diciembre.

Antes de la reunión con Slim, Alberto Fernández, acudió a la reunión programada con el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador. Llegó a Palacio Nacional diez minutos antes de las 12 del día. Una comitiva en la que se encontraba el subsecretario de Asuntos de América y el Caribe, Maximiliano Reyes, el vocero de la Presidencia de México, Jesús Ramírez Cuevas, entre otros; recibieron a Fernández y a sus colaboradores.

Luego de entrar por la puerta Mariana hacia el Palacio Nacional , Fernández se dirigió hacia la oficina del presidente mexicano. Ahí sostuvo un encuentro privado en el que participaron por parte de Argentina, además del mandatario electo, el diputado nacional Felipe Solá y la asesora Cecilia Todesca; por parte de México, junto con López Obrador estuvieron el canciller Marcelo Ebrard y el coordinador de asesores, Lazaro Cárdenas Batel.

Al término de la reunión los funcionarios de ambos países almorzaron en uno de los salones del Palacio. Luego de esto, el presidente de México invitó a Fernández a un recorrido por las galerías de Palacio Nacional, en donde hay murales de la autoría del reconocido muralista mexicano Diego Rivera.

El encuentro privado entre López Obrador y Fernández duró aproximadamente una hora con 20 minutos, en los que conversaron sobre estrechar los vínculos comerciales entre ambos países. López Obrador le obsequió al presidente electo de Argentina un pin con la figura del águila real, símbolo del Escudo Nacional mexicano.

Después Fernández ofreció una conferencia de prensa en el salón de usos múltiples del Palacio Nacional. “El 10 de diciembre no es una fecha mágica. Ese día cambia un gobierno, no la realidad económica”. Con esas palabras, Alberto Fernández respondió cuando le preguntaron si durante su gobierno se mantendrán los controles de cambio impuestos a partir de la derrota electoral del 27 de octubre por Mauricio Macri.

en otro pasaje de la conferencia, Fernández afirmó que López Obrador le prometió su apoyo en “todo lo que necesite la Argentina”. Y agregó: “Es un gran punto de arranque. Me voy muy contento porque tenemos muchas cosas en común”.

En ese sentido, el líder del Frente de Todos dijo que sintió gran satisfacción por haberse encontrado con alguien que “piensa tan parecido” a él y que conoce “en profundidad” la compleja situación económica que atraviesa la Argentina.

Según reveló, en dicho encuentro dijo que: “Hablamos de poner en valor nuestro vínculo en materia automotriz, de autopartes, y fundamentalmente en materia de carnes. También sobre la exportación de porotos negros, porque México es una gran demandante”, detalló.

Además, hubo definiciones políticas. Fernández aclaró que “prácticamente no tocaron” el tema Venezuela porque “todos saben” lo que ambos piensan sobre esa problemática y adelantó que la integración regional va a ser una cuestión “central” para su gobierno.

“Vivimos en una economía globalizada. No tiene sentido discutir eso. Lo que tenemos que discutir es cómo uno ingresa al mundo global. En los últimos años las características de quienes gobernaron hicieron que se debilitaran los bloques latinoamericanos. Yo estoy empeñado en hacer que América Latina vuelva a unirse. Que UNASUR funcione más allá de las diferencias ideológicas es un tema central”, explicó.

Asimismo, Fernández dijo que aspira a tener un muy buen vínculo con Estados Unidos: “He tenido un muy buena charla con Trump y parece ser que también están predispuestos ayudarnos”.

El miércoles Fernández viajará de regreso a Buenos Aires en donde, dijeron sus allegados, comenzará con los diálogos de cara a la transición.

Deja tu Comentario