Saltar al contenido

Aumentos en las Prepagas en Septiembre a pesar de la Suspensión

Las empresas de medicina prepaga han comunicado a sus afiliados que habrá un incremento del 6,97% en las cuotas a partir de octubre. Esto se contrapone con el anuncio de suspensión de aumentos por 90 días hecho por el ministro de Economía, Sergio Massa. Las compañías argumentan que, a pesar del anuncio, no se ha emitido un decreto oficial al respecto, por lo que están procediendo según la normativa vigente. De hecho, para septiembre, ya se están enviando facturas con un aumento del 7,18%. Esto significa que entre septiembre y octubre, los ajustes en las cuotas superarían el 14%.

Las empresas de medicina prepaga mencionaron que, de acuerdo con el Decreto 743/2022 y la Resolución 2577/2022 del Ministerio de Salud de la Nación, se incrementarán los valores de sus planes mensualmente. Por lo tanto, el aumento para octubre de 2023 será del 6,97%, en relación al valor del Plan de Servicio vigente al 30 de septiembre de 2023.

Este incremento se basa en el Índice de Costos de Salud (ICS) que la Superintendencia de Servicios de Salud publica regularmente. Además, las empresas señalaron que aquellos contratantes con ingresos netos menores a seis Salarios Mínimos, Vitales y Móviles ($675.000) podrán ajustar el Plan de Servicio Vigente en un 90% del Índice de Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (RIPTE) del mes anterior, siempre que este índice sea menor al ICS.

Por otro lado, Sergio Massa había anunciado la suspensión de los aumentos en medicina prepaga por 90 días para familias con ingresos que no excedan los $2 millones mensuales. Sin embargo, las empresas sostienen que, dado que no hay un decreto oficial, están enviando notificaciones de aumento según la normativa actual. Se están considerando opciones como judicializar la medida o implementar copagos, algo que ya está ocurriendo en varias partes del país. También se contempla la posibilidad de congelar los aranceles de los prestadores, una opción rechazada por clínicas y sanatorios.

Desde marzo, se ha observado un cambio significativo de planes más caros a opciones más económicas, ya que la clase media busca mantener un servicio básico de atención médica frente a un sistema de salud pública sobrecargado. Según datos de las prepagas, por primera vez, las altas de afiliados fueron menores a las bajas, una situación que no se había visto desde la crisis de 2001.