Una erupción volcánica y un tsunami podrían desatarse en un famoso sitio turístico