EFECTO CORONAVIRUS: En una Playa Desierta Nacieron Tortugas en Peligro de Extinción

Ocurrió en Brasil. Casi cien ejemplares de tortuga Carey fueron grabadas sobre la arena en plena pandemia.

Cuando el hombre retrocede, el animal avanza. Casi un centenar de tortugas marinas que están en peligro de extinción nacieron hace unos días en una playa de Brasil que está completamente desierta en medio de la pandemia de coronavirus.

En total fueron 97 huevos de tortuga carey que fueron depositados en la playa de Janga, en el norte del país vecino, cerca de Salvador de Bahía. Como los vecinos tiene prohibido juntarse en espacios públicos para evitar la propagación de la coronavirus, los únicos que pudieron presenciar el momento fueron trabajadores los trabajadores municipales.

En el video se ve a las pequeñas crías de tortuga cómo avanzan hacia al mar luego de haber salido de sus huevos.

No es el único caso de animales que aparecen en medio del aislamiento: en nuestro país, vecinos de Puerto Pirámides grabaron a guanacos por las playas de la Península de Valdés.

Los animales ocupando espacios urbanos son un fenómeno en todo el mundo.

¿Dónde vive la tortuga Carey?

La tortuga carey es una tortuga marina, muy llamativa y vistosa, habita en la profundidad de los océanos y lamentablemente se encuentra en peligro crítico de extinción.

Estas tortugas son de tamaño medio, en comparación con otras tortugas marinas que existen, una tortuga Carey hembra adulta llega a medir 90 centímetros cuando alcanza su edad adulta.

Los machos son solo un poco más pequeños, llegando a medir 85 centímetros.

Los colores de esta especie de tortuga van cambiando con el tiempo, cuando nacen, el caparazón es marrón y cuando alcanzan la adultez se pueden observar tonalidades marrones y negras con manchas amarillas.

Viven especialmente en aguas de corrientes subtropicales de los océanos Atlántico, Pacifico e indico.

Su hábitat natural son los arrecifes de coral y lagunas costeras.

Cada 2 o 3 años las tortugas carey emergen a la superficie para poner entre 140 y 250 huevos.

Aunque muy poco se conoce del desarrollo de estas tortugas como recién nacidas, lo que si se estima es que estas pueden llegar a vivir hasta 50 años.

En grave peligro de extinción

El caparazón de una tortuga carey adulta consta de casi una docena de escamas superpuestas coloreadas con vetas doradas, marrones, naranjas y rojas.

Esta especie ha sufrido la caza indiscriminada por sus caparazones durante siglos. Por ejemplo, los antiguos romanos convertían las escamas en peines y anillos.

Las escamas de tortuga carey todavía se tallan y pulen para fabricar objetos decorativos y funcionales: joyas, baratijas o gafas de sol, por ejemplo. Pero la diferencia es que, hoy en día, está prohibido matar tortugas carey. Lleva siendo así desde 1877, cuando el Convenio sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre (CITES), organismo que regula el comercio transfronterizo de animales y plantas silvestres, asignó a la tortuga carey el nivel más alto de protección.

De igual manera, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), que establece el estado de conservación de plantas y animales, clasifica a las carey como «especie en peligro crítico de extinción».

Esta especie, son unas de las tortugas marinas de menor población, estimada de menos de 25.000 hembras que anidan en su área de distribución en los trópicos.

Aunque las tortugas carey tienen una distribución amplia, las mayores concentraciones de hembras que anidan se encuentran en la región del Caribe, con registros de entre un 20 y un 30 por ciento de la población, según el Servicio de Pesca y Fauna Silvestre de los Estados Unidos.

Deja tu Comentario