Saltar al contenido

EL BANCO CENTRAL ADQUIERE 25 MILLONES DE DÓLARES Y ACELERA LA REDUCCIÓN DE LELIQ

 

El Banco Central de Argentina ha realizado una compra de 25 millones de dólares en el mercado cambiario, en una jornada con un volumen operado relativamente bajo de 144,4 millones de dólares. Este movimiento se produce en un contexto donde, durante noviembre, el Banco Central ha mantenido compras netas por un total de 452 millones de dólares. Sin embargo, en lo que va del año, la entidad registra un saldo neto negativo de 1.549 millones de dólares debido a su intervención en el mercado de divisas.

Este jueves, el Banco Central llevó a cabo una subasta de Leliqs (Letras de Liquidez) a 28 días con una tasa del 133% anual. Con vencimientos por 1.822 billones de pesos, solo se renovó el 10,5% de estos, equivalente a 190.810 millones de pesos. Esto resultó en una reducción del stock de Leliq en 1.635.000 millones de pesos (1,6 billón). Esta semana, tras las elecciones, el stock de Leliq ha disminuido en 3,2 billones de pesos desde un récord de 14 billones de pesos el 17 de noviembre.

La estrategia del Banco Central parece estar orientada a transformar las Leliq en Pases pasivos a un día, proporcionando liquidez a los bancos en caso de que los depositantes reclamen sus pesos. Este cambio es crucial para observar en los próximos días, especialmente en relación con los plazos fijos y su impacto en los precios de los dólares alternativos.

Analistas y expertos financieros han expresado preocupaciones y evaluaciones sobre la situación económica del país, especialmente después del triunfo de Javier Milei en el balotaje. Se discute la viabilidad y las consecuencias de una posible dolarización de la economía, una propuesta que Milei había promovido durante su campaña. Sin embargo, hay limitaciones y desafíos significativos para implementar tal medida, incluyendo el riesgo de hiperinflación y la necesidad de preparar el terreno antes de cualquier cambio sustancial.

En medio de esta transición y con un cambio de gobierno en el horizonte, el Banco Central también enfrenta el desafío de manejar las reservas internacionales, que han disminuido significativamente en 2023. Al cierre del miércoles, las reservas brutas internacionales del Banco Central se situaron en 21.535 millones de dólares, marcando una caída de 326 millones de dólares en noviembre y un descenso del 51,7% en el transcurso del año.

PARA TI, CLICK AQUI!