Saltar al contenido

MILEI INVITÓ A LULA A SU ASCENCIÓN MEDIANTE UNA CARTA

El recién electo presidente argentino, Javier Milei, ha extendido una invitación formal al presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, para asistir a su ceremonia de toma de posesión. La invitación fue entregada en Brasilia por la futura canciller y diputada electa, Diana Mondino, al ministro de Relaciones Exteriores de Brasil, Mauro Vieira. En la carta, Milei expresa su convicción de que ambos países enfrentan desafíos significativos, y que un enfoque basado en principios de libertad puede posicionar a Argentina y Brasil como naciones competitivas, permitiendo a sus ciudadanos desarrollar plenamente sus capacidades y elegir su futuro.

Mondino, acompañada por el embajador argentino en Brasil, Daniel Scioli, y el embajador brasileño en Buenos Aires, Julio Bitelli, se reunió con Vieira en un esfuerzo por fortalecer las relaciones con el principal socio comercial de Argentina. La visita fue descrita como un viaje rápido y mantenido en secreto hasta el último momento. La invitación a Lula sigue a las tensiones generadas durante la campaña electoral, donde Milei había calificado a Lula de “ladrón” y “comunista furioso”. Sin embargo, Milei busca ahora mejorar las relaciones, destacando la importancia histórica y económica entre ambos países.

La carta de Milei a Lula enfatiza la estrecha relación geográfica e histórica entre Argentina y Brasil, y expresa el deseo de Milei de trabajar juntos para el crecimiento y la prosperidad de ambos países. Además, la carta concluye con un deseo de Milei de que su tiempo como líderes resulte en una etapa de trabajo productivo y en la construcción de lazos fuertes.

La visita de Mondino a Brasil se produce justo antes de un encuentro empresarial entre líderes de la Confederación Nacional de la Industria (CNI) de Brasil y la Unión Industrial Argentina en Brasilia, centrado en las incertidumbres sobre la relación bilateral. Por otro lado, el presidente Lula criticó recientemente al Fondo Monetario Internacional (FMI) por su trato hacia Argentina y expresó su disposición a trabajar con el gobierno de Milei, a pesar de las diferencias ideológicas.

El expresidente brasileño Jair Bolsonaro, aliado de Milei, confirmó su asistencia a la ceremonia de toma de posesión con una comitiva de 20 personas, incluyendo a varios gobernadores. Bolsonaro anticipó que si Lula asiste, podría enfrentar abucheos de los argentinos del nuevo gobierno. Sin embargo, Milei ha declarado que Lula será bienvenido si decide asistir. La organización del viaje de Bolsonaro a Buenos Aires incluye a varios políticos y aliados importantes, aunque el gobernador de Minas Gerais, Romeu Zema, aún no ha confirmado su asistencia.

PARA TI, CLICK AQUI!