Saltar al contenido

Revelan que la quimioterapia podría reactivar células tumorales “Durmientes”

Una reciente investigación llevada a cabo por la Universidad de Emory en Estados Unidos ha arrojado luz sobre un aspecto preocupante de la quimioterapia. Según este estudio, la quimioterapia podría reactivar el crecimiento de células tumorales que se encuentran en un estado “durmiente”, lo que podría llevar a la reaparición del cáncer de mama.

El equipo de investigación, liderado por la científica Ramya Ganesan, descubrió que un medicamento estándar utilizado en la quimioterapia puede dañar células circundantes que no son cancerosas. Este daño podría “despertar” a las células tumorales latentes y promover el crecimiento del cáncer. Este hallazgo es crucial para comprender la recurrencia del cáncer y buscar nuevas formas de prevenir y combatir la enfermedad.

A pesar de los avances en el tratamiento del cáncer, incluida la quimioterapia, que han reducido significativamente la mortalidad en muchos tipos de cáncer, como el de mama, hasta un 23% de las pacientes experimentan una recaída en los primeros cinco años.

El estudio se basó en modelos celulares y modelos de ratón de cáncer de mama. Al administrar un fármaco quimioterapéutico comúnmente utilizado, el docetaxel, a concentraciones relevantes, se descubrió que algunas células resultaban dañadas, mientras que las células cancerosas no. El tratamiento inducía la reactivación del ciclo celular en las células cancerosas.

Este proceso de reactivación se debió a la liberación de dos moléculas clave de señalización celular que promovían el crecimiento de las células latentes. El equipo identificó posibles puntos de intervención contra el cáncer y demostró que ciertos anticuerpos o medicamentos podían inhibir este “despertar” inducido por el tratamiento con docetaxel.

Los resultados del estudio enfatizan la importancia de las células circundantes en la respuesta a la quimioterapia, no solo las células cancerosas. Expertos en el campo, como Joan Albanell y Javier Cortés, han destacado la relevancia de estos hallazgos y la necesidad de considerar estos factores en futuros tratamientos y estrategias contra el cáncer.

PARA TI, CLICK AQUI!