Saltar al contenido

Un niño se marchó de vacaciones con su padre y su madre recibe una devastadora noticia: “Lo enterraron sin avisarme”

Matías Sosa, de tan solo 2 años, falleció el 20 de febrero en la localidad de Santa Rosa, en la provincia de Corrientes. Había viajado allí a principios de ese mes con su padre, quien había solicitado permiso a la madre del niño, Andrea Klaus, para llevarlo, dado que estaban separados.

Esa tarde, Andrea recibió una llamada de su exesposo informándole que Matías se había ahogado en una piscina. Desesperada, Andrea compró un boleto desde Buenos Aires para ir inmediatamente. Mientras intentaba obtener más detalles sobre lo ocurrido, su exesposo dejó de responder sus llamadas. Más tarde, le informó que ya estaban realizando el velorio del pequeño.

Andrea expresó su desconcierto y dolor, ya que no fue consultada en ninguna decisión relacionada con el fallecimiento de su hijo. Al llegar a Corrientes, descubrió que no se había realizado una autopsia al cuerpo de Matías y que el caso había sido archivado como una muerte por ahogamiento, sin investigar más a fondo las circunstancias.

Desde el principio, Andrea solicitó que se realizara un examen al cuerpo de Matías para verificar si había alguna lesión, pero la familia paterna decidió enterrarlo. La Justicia de Corrientes cerró el caso sin indagar más en las causas del fallecimiento. Andrea señaló que no se involucró ningún Juzgado de Menores y que no se tomaron medidas para recopilar pruebas esenciales.

Uno de los detalles que preocupó a Andrea fue que, según la versión del padre, Matías estaba bajo el cuidado de una niña de 11 años cuando ocurrió el ahogamiento. Andrea cuestionó que este hecho no fue considerado por la Justicia.

El fiscal Carlos Daniel Lezcano intervino en el caso y mencionó que no se realizó la autopsia porque no se observaron lesiones visibles en el cuerpo del niño. Andrea sospecha que hay conexiones entre el poder judicial y político, especialmente porque su exesposo trabaja en la Gendarmería. Denunció que la Justicia cerró el caso en 20 días sin realizar investigaciones exhaustivas.

Andrea ha solicitado ser parte de la querella y ha pedido que se realicen exámenes al cuerpo de su hijo. A pesar de sus esfuerzos, el juez Oscar Ignacio Dubrez negó la realización de la autopsia y otras pruebas que podrían ser cruciales. Ante la persistencia de Andrea, el 14 de septiembre, el juez deberá decidir si se realiza o no el análisis forense. Andrea concluyó diciendo que desea saber la verdad sobre lo que le sucedió a su hijo.

PARA TI, CLICK AQUI!