Saltar al contenido

Vencimiento de contratos de alquiler bajo nueva ley: se esperan fuertes aumentos a partir de julio

A partir de julio, comenzarán a vencer los primeros contratos de alquiler firmados bajo la Ley de Alquileres vigente desde julio de 2020, la cual estableció una duración mínima de tres años para todos los contratos de alquiler. Se espera que los nuevos contratos, en caso de renovación, impliquen importantes aumentos para los inquilinos.

Además de la duración de los contratos, la ley también estableció una actualización anual de los alquileres basada en un índice que combina la inflación y la evolución de los salarios, el Índice de Contratos de Locación (ICL) publicado por el Banco Central.

Según los datos de Zonaprop, los precios de los alquileres para nuevos contratos han aumentado un 38,4% por encima de la inflación y el ICL en lo que va del año 2023. En los últimos 12 meses, la variación de precio alcanzó el 126,3%, superando la inflación y el ajuste del ICL.

La reacción de los propietarios no será homogénea en todas las localidades, pero se espera un aumento considerable en áreas muy demandadas. Algunas propiedades que antes se destinaban al alquiler residencial han pasado al mercado de alquileres temporarios o turísticos.

Los profesionales inmobiliarios buscan llegar a acuerdos adecuados para ambas partes en relación a los nuevos contratos y sus actualizaciones. Sin embargo, el problema de fondo radica en la inflación y la falta de confianza, por lo que es necesario abordar estos aspectos para resolver la situación de los alquileres y el acceso a la vivienda.

La Ley de Alquileres vigente estableció mejoras en la rentabilidad inmobiliaria para los propietarios, aunque algunos optarán por el alquiler temporario. Es importante que los propietarios comprendan las responsabilidades y costos asociados a este tipo de alquiler.

La ley actual es considerada adecuada para un país con estabilidad y reglas claras, pero en un contexto inflacionario como el de Argentina, se considera inviable. La inflación ha llevado a una dolarización del mercado de alquileres.

El vencimiento de los contratos de alquiler y las renovaciones plantean desafíos tanto para los inquilinos como para los propietarios. La ley actual no resuelve la incertidumbre sobre la renovación y los aumentos en el contrato.

En resumen, se esperan fuertes aumentos en los alquileres a partir de julio debido al vencimiento de los primeros contratos firmados bajo la nueva Ley de Alquileres. La inflación y la falta de confianza son los principales desafíos a abordar en el mercado de alquileres en Argentina.

PARA TI, CLICK AQUI!