Saltar al contenido

AMENAZAS DE MUERTE A DI MARÍA: EL TERROR DEL NARCOTRÁFICO AL MUNDO DEL FÚTBOL

En un giro inesperado, el mundo del fútbol se ve sacudido por la oscura sombra del narcotráfico. Ángel Di María, reconocido futbolista argentino, ha sido blanco de amenazas de muerte que revelan un preocupante entramado delictivo vinculado a bandas criminales de alto calibre. Las amenazas, surgidas en su propio hogar en Funes, a las afueras de Rosario, llevaron consigo un mensaje escalofriante: “Ni siquiera el Gobernador podrá salvarte”.

Las investigaciones, llevadas a cabo por las autoridades pertinentes, han revelado un eslabón clave en esta trama de terror. Pablo Acotto, señalado como el autor material de las amenazas, fue detenido, seguido por la captura de Tamara León, identificada como la persona que ordenó el ataque intimidatorio. Sin embargo, lo que inicialmente podría parecer un caso aislado, ha revelado conexiones más profundas con el oscuro mundo del narcotráfico.

Según declaraciones del Ministerio de Seguridad, estas amenazas tienen su origen en una banda satélite de Los Monos, una de las organizaciones criminales más temidas en Argentina. La detención de Tamara León destapa su liderazgo en una banda narcotraficante que operaba en la localidad de Pérez, Santa Fe, y su presunta relación con “Dylan” Cantero, una figura destacada en Los Monos.

Las investigaciones, apoyadas en escuchas telefónicas, han revelado el vínculo entre la autora intelectual de las amenazas y el detenido Pablo Acotto, confirmando así la influencia del narcotráfico en este caso particular. Más allá de un simple acto delictivo, estas amenazas representan la intersección peligrosa entre el mundo del deporte y el submundo criminal, evidenciando la penetración del narcotráfico en todos los ámbitos de la sociedad.

El desmantelamiento de esta banda narco y la detención de sus miembros, además del secuestro de drogas, armas y otros elementos incriminatorios, representa un paso crucial en la lucha contra el crimen organizado en Argentina. Sin embargo, también plantea interrogantes sobre la seguridad de figuras públicas como Di María y la necesidad de medidas más firmes para protegerlas del oscuro poder del narcotráfico. Ver Más >>>